Home → CULTURA → Las Steve Jobs Schools

Las Steve Jobs Schools

Por Ignacio de la Vega


________________________________________________

En estas escuelas, que forman parte de la educación oficial, pública y gratuita del Estado, los niños de entre dos y doce años aprenden bajo los valores y la tecnología del genio de la manzana.

¿Qué crees que te respondería un alumno de primaria si le propusieras desprenderse de sus libros y cuadernos del colegio, incluso de la pizarra y de su mochila? Seguramente pensaría que se trata de una broma, claro. Pero, por unos segundos, en su mente infantil se dibujaría un paraíso de anarquía escolar que terminaría por arrancarle una sonrisa. Probablemente la misma sonrisa que cerca de mil niños holandeses esbozaron cuando, durante el pasado 21 de agosto, se abrieron las llamadas Steve Jobs Schools en Breda, Sneek, Almere, Emmen, Heenvliet y Amsterdam, en Holanda.

Un patio de colegio virtual, avatares personalizados para cada alumno y iPads en lugar de libros y pizarras son algunas de las herramientas educativas de los nuevos colegios holandeses Steve Jobs, que abrieron sus puertas el pasado mes de agosto en Holanda y en los que ya están inscritos alrededor de 1,000 alumnos.

SCHOOLS

Dirigido a niños de entre 2 y 12 años, el modelo “Educación para una Nueva Era” contempla una nueva forma de enseñanza, donde los iPad sustituyen a los libros y la escuela empieza a definirse como el conjunto entre un edificio físico y un “espacio virtual”. Las siete primeras escuelas de este proyecto, a las que se unirán cinco más a lo largo de este año académico, tratan de adaptar la educación infantil a las nuevas necesidades del siglo XXI y rinden homenaje al fundador de Apple. Las Steve Jobs Schools, que forman parte de la educación oficial, pública y gratuita del Estado holandés.

Fundados por la organización O4NT (Education For A New Time)estos centros equipan a sus estudiantes con su propio iPad para que aprendan mediante una experiencia interactiva. A través de la última tecnología de Apple, los niños de entre 4 y 12 años pueden acceder a los programas de aprendizaje que ellos y sus tutores elijan y al ritmo que necesiten. Porque el plan de estudios a seguir es personalizado y cada estudiante, junto a su profesor y sus padres, puede diseñarlo cada seis semanas. Además, al ser digital, los alumnos pueden trabajar con sus iPads donde y cuando quieran, y realizar sus deberes dentro o fuera del aula.

El iPad es la herramienta fundamental de estos colegios, que asignan una tableta a todos los estudiantes (incluidos los más pequeños) para permitirles acceder a la escuela virtual y a las aplicaciones educativas del centro. 

El iPad es la herramienta fundamental de estos colegios, que asignan una tableta a todos los estudiantes (incluidos los más pequeños) para permitirles acceder a la escuela virtual y a las aplicaciones educativas del centro. Entre las aplicaciones educativas que ha desarrollado O4NT se encuentra un espacio que hace las veces de patio de recreo virtual (sCoolSpace) donde, mediante tecnología 3D, los alumnos pueden encontrarse con sus compañeros de clase y sus profesores. Cada estudiante dispone de su propio avatar para la plataforma, con una fotografía y elementos personalizables, y a través de él puede chatear con otros compañeros y compartir sus trabajos en el “patio” virtual.

Por supuesto, los maestros siguen acompañando a los niños en esta aventura, solo que en lugar de compartir sus conocimientos con el alumnado, su misión ahora es ser una especie de coachun entrenador para el aprendizaje de los escolares. En las Steve Jobs School, el iPad de Apple es utilizado con tres objetivos claros: la aritmética, la lectura y la comprensión de textos, y son los propios profesores y los padres de los niños quienes controlan si el alumnado está aprendiendo y progresando con los programas escogidos. Si una de estas aplicaciones resulta no ser la adecuada, el maestro tan solo tiene que elegir otra en la tienda online de Apple, donde la oferta de programas educacionales parece no agotarse.

Por supuesto, los maestros siguen acompañando a los niños en esta aventura, solo que en lugar de compartir sus conocimientos con el alumnado, su misión ahora es ser una especie de coach.

La financiación de estas escuelas corre a cargo del Estado, por lo que el ingreso es gratuito, como en otras escuelas públicas del país, y los padres sólo deben hacerse cargo de pagar algunas aplicaciones educativas.

La organización que impulsa estas nuevas escuelas fue fundada en marzo de 2012 por especialistas educativos y de las nuevas tecnologías y defiende un modelo de enseñanza adaptado a la nueva sociedad y, particularmente, capaz de utilizar las nuevas tecnologías para fomentar la creatividad y las habilidades de los jóvenes.

(Fuente: TICbeat y  20minutos.es)