Home → NOTICIAS → Indignados” ganan las elecciones en Barcelona y Madrid

Indignados” ganan las elecciones en Barcelona y Madrid


______________________________________________

 

La irrupción en las elecciones regionales y municipales de los nuevos partidos y plataformas ciudadanas revolucionó el bipartidismo reinante hasta este domingo en el panorama político español.

INDIGNADOS-GANA-ELECCIONES
Con los resultados del domingo, Partido Popular (PP) y Partido Socialista (PSOE) siguen siendo los más votados pero ya no se repartirán regiones y municipios de manera de forma casi exclusiva, como hasta ahora hacían, con las excepciones de los bastiones de la izquierda y los centros de poder nacionalistas.

Los dos partidos tradicionales tendrán que contar a partir de ahora en el reparto del poder con las diferentes encarnaciones de los círculos del antiausteridad Podemos y con el más centrista Ciudadanos.

Los grandes perdedores de la jornada, sin embargo, son Izquierda Unida, coalición formada en torno al Partido Comunista, y UPyD, formación centrista que ha sido desplazada por Ciudadanos, dice un informe de la BBC:
Sin embargo, pese al retroceso, PP y PSOE siguen siendo las dos formaciones más votadas con más de un 27% y 25% cuando se había escrutado el 90% de los sufragios.

El PP permanece como primera fuerza a nivel estatal, aunque con 10 puntos menos que en 2011.

El PSOE es la segunda, con un retroceso de 2 puntos respecto a la elección de hace cuatro años.

A nivel local, la pérdida de mayorías absoultas podría costarle al PP el control de numerosos ayuntamientos, entre ellos grandes capitales como Madrid, Sevilla o Valencia.

En eso será clave Podemos, cuyo líder, Pablo Iglesias, parecía ser uno de los que más motivos tenía para celebrar.
Los círculos afines al eurodiputado y joven profesor universitario podrían quedarse con las alcaldías de Madrid y Barcelona.

Podemos, creado a principios de 2014 a partir de las protestas ciudadanas contra las políticas de austeridad de Rajoy, convenció a muchos con su discurso a favor de una regeneración de la vida política, muy afectada por los escándalos de corrupción que no han parado de salpicar a los dos partidos tradicionales.

“Hoy el mundo entero mira a Madrid, (…) teníamos una responsabilidad histórica”, dijo Iglesias a una multitud de simpatizantes.

En la capital, la candidata de la plataforma apoyada por Podemos, Manuela Carmena, resultó la segunda más votada (con un 31,8%) por detrás de Esperanza Aguirre (PP, 34,5%).

Carmena podría conseguir pactar con los concejales del PSOE y ser investida alcaldesa.

El caso de Madrid es visto por muchos como simbólico, por tratarse de la mayor ciudad del país y por ser donde tal vez mejor se plasmaba el nuevo tiempo político en el que se adentran los españoles.

Y en Barcelona, una coalición liderada por la activista antidesahucios Ada Colau resultó la fuerza más votada y, si consigue aglutinar los apoyos de otras formaciones, podría arrebatarle el gobierno local a los nacionalistas conservadores de Convergencia i Unió (CiU), la fuerza política dominante de Cataluña durante las últimas tres décadas.

En plena celebración, Colau le dijo a la Cadena Ser que es “una victoria de la gente” y se mostró abierta a pactar con cualquier fuerza salvo CiU.